Ley en Mexico

En México no existe una legislación para internet y mucho menos normas que regulen o sancionen con precisión este tipo de fenómenos, no obstante, las víctimas pueden denunciarlo ante la Policía Cibernética, dependiente de la Policía Federal Preventiva (PFP), que con las pruebas de la agresión electrónica, se supone persiguen el delito bajo el código penal existente.

La magnitud del problema se desconoce y más todavía porque la propia Policía Cibernética rechaza dar información sobre cuántas denuncias de este tipo recibe por año y cuál es el seguimiento que les dan a cada una. Esto aunado a que dicha corporación patrulla la red para combatir de manera especial la pornografía infantil y el hacking para fraudes y robos bancarios.

A la par, nadie quiere entrar a una discusión profunda de la regulación del ciberespacio a pesar de que hoy puede ser concebida como “tierra de nadie”, donde se pueden pisotear los derechos fundamentales, señala Irma Eréndida Sandoval, académica del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.
En los sectores académicos se escuchan voces que piden una ley, que entre muchas otras cosas, pueda detener este tipo de prácticas. Sin embargo, ha sido sólo la Organización de las Naciones Unidas para la Educación Ciencia y Cultura (Unesco) la que habla de una necesidad de infoética, donde son primordiales temas de seguridad, vida privada, confidencialidad y seguridad en el ciberespacio.

“La Unesco defiende no sólo la libre circulación de la información, sino también el respeto a los valores humanos y a la diversidad cultural”, señalaba desde 1996 dicha organización.